domingo, 14 de diciembre de 2014

Me voy con pantalones

Soñé que peleaba con aquel que me trató mal hace tiempo. Una vez más me engañaba, una vez más yo caía. Lloré, pero decidí ponerle fin. Me iba de la habitación... pero ¡oh sorpresa! ¡no tenía mis pantalones! miré mis piernas y no estaban mis pantalones. Si me iba, tendría que irme así... respiré profundo, ni modo, así tenía que ser. Salí de la habitación, de la casa y caminé por la calle. Desperté. En el día me quedé pensando que este sueño fue de los más literales que he tenido. No tenía pantalones para irme. Sin embargo los tuve, y me fui. ¡Es hora de empezar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada